El futuro de las Pymes y el trabajo remoto

Mundialmente el trabajo remoto es una realidad. Si bien la cantidad de trabajadores remotos ha ido en aumento año a año, las consecuencias del COVID-19 han forzado a aquellos que resistían la transición al trabajo online.

Una vez se supere esta pandemia, los confinamientos terminen y las personas puedan volver al trabajo, la pregunta que surgirá es si es sabio, o incluso necesario para las compañías contar con una gran oficina central que acoja a todos sus empleados.

Pero quizás, la pregunta más importante es: ¿los empleados van a querer volver a los espacios de oficina? O, ¿ahora van a preferir una opción de trabajo más flexible?

Los resultados del trabajo remoto han sido inesperadamente positivos, mostrando incrementos en la tasa de éxito y productividad. De hecho, según una encuesta realizada por Coworking Insights a casi 400 trabajadores, estos le dan una valoración de 77 sobre 100 al trabajo remoto, el 74% de los encuestados han disfrutado tener un horario de trabajo flexible y casi el 80% de estos han visto aumentos en su productividad. En definitiva, si bien existen ciertos desafíos para el trabajo remoto, la mayoría de las personas parecen creer que tiene más beneficios que inconvenientes, incluido un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal y aumento de la productividad.

Las políticas de trabajo remoto de las empresas van a cambiar

A medida que se inicia el regreso al trabajo, un número significante de pequeñas y medianas empresas buscarán revisar sus políticas de flexibilidad basado en el éxito que experimentaron durante la pandemia con una fuerza laboral remota. De hecho, del número de encuestados de los cuales los empleadores no les permitían trabajar de manera remota previo a la pandemia, el 50% de ellos anticipa un cambio de política de trabajo flexible del empleador post COVID-19.

Trabajadores que experimentaron por primera vez trabajo remoto aspiran a trabajar remotamente de manera permanente

De los encuestados que fueron forzados a trabajar de manera remota por primera vez, han encontrado la experiencia como positiva, valorando el trabajo remoto en 70 en una escala de 100.

Y, como resultado de aumento de productividad y satisfacción, más del 50% dicen que ahora aspiran a trabajar de manera remota el resto de su carrera laboral.

Uso de los espacios de Coworking y Oficinas remotas va a aumentar

El 90% de los encuestados que previo a la pandemia ya tenían su sede operativa en un espacio de Coworking, piensan volver post pandemia.

Significativamente, la mayoría de los trabajadores que han trabajado remotamente por primera vez, dicen que considerarían trabajar en un espacio de coworking si continúan trabajando remoto.

Como resultado, los trabajadores que no habían experimentado los espacios de Coworking antes de la pandemia, van a probar estos espacios compartidos por primera vez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *