Estadísticas de éxito trabajo remoto

Las estadísticas señalan que la valoración promedio del trabajo remoto es 77 sobre 100, siendo más impactante aún el volumen de trabajadores (87% de los encuestados) que lo recomendaría a un amigo o colega.

De inicio, se podría intuir que el horario flexible es el determinante para este alto porcentaje. Pero no, es sólo uno de los muchos beneficios que podemos encontrar trabajando de manera remota. También podemos encontrar altas valoraciones en la posibilidad de trabajar desde donde sea, ahorro de costos, no tener que movilizarse, aumento de la productividad y, en definitiva, reducción del estrés.

La verdad es que los beneficios no se limitan al área profesional, sino también a la personal. La mayoría de las personas han encontrado el trabajo remoto un impacto positivo en su día a día.

En el ámbito personal, los resultados son maravillosos. Los encuestados han encontrado que el trabajo remoto ha tenido un impacto positivo en su salud física y mental (77.20%), en sus finanzas (77.47%) y en su vida familiar y social (76.37%).

En el ámbito profesional, siguen llegando las buenas noticias, en este caso con respecto a la productividad. El 80% de las personas considera que éstas condiciones de trabajo le han permitido aumentar su productividad, siendo los principales factores de éxito la comunicación efectiva, la libertad laboral, la tecnología, organización y manejo del tiempo y la flexibilidad.

Aún hay ajustes y desafíos que las organizaciones y sus colaboradores deben superar, entre ellas las distracciones de trabajar en casa y el sentimiento de aislamiento, las cuales representan para los encuestados las mayores dificultades de trabajar remotamente. A éstas se suman el acceso a un buen servicio de Wifi, acceso a servicios profesionales como impresoras y mantener la motivación.

¿Se puede encontrar un punto medio? ¿Sacar los mejor de ambos mundos? Definitivamente si, y son espacios de oficinas en Coworkings. Esta opción mantiene la flexibilidad que tanto valoran los trabajadores del trabajo remoto, manteniendo la estructura y soporte de una oficina convencional.

No cabe duda de que se vienen cambios importantes en todas las industrias y las organizaciones, independientemente de su tamaño, tienen que escuchar el feedback de esta experiencia y ajustar sus políticas de flexibilidad laboral y trabajo remoto. En un futuro no muy lejano, estas políticas formarán parte de beneficios laborales, determinantes a la hora de los talentos aplicar en una organización. Además de formar parte de la estrategia de los lideres para aumento de la productividad de sus equipos de trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *